Finalizan las obras de mejora de regadío de la Comunidad de regantes Foia del Pou

Esta actuación beneficia a 291 hectáreas de los términos municipales de Montaverner, Alfarrasí, Albaida, Bufalí, Bèlgida, Otos y Palomar

El delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asegurado que «el compromiso y la voluntad del Gobierno es firme para solucionar las cuestiones que preocupan a los agricultores valencianos, y una de ellas y la más importante es la falta de agua».

Además de defender los trasvases, el delegado ha subrayado la importancia de modernizar los regadíos para contribuir a un mejor uso de los recursos hídricos.

Un ejemplo de ello son las obras de mejora del regadío de la Comunidad de Regantes Foia del Pou que acaban de finalizar y que visitaba ayer el delegado de Gobierno junto al director de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), Joaquín Rodríguez, representantes de la comunidad de regantes y de los municipios beneficiados por estas obras.

Concretamente y tal y como ha explicado el delegado, las obras, que permiten pasar a un sistema de regadío de presión localizado optimizando los regadíos de la zona, benefician 291 hectáreas.


Utilización de drones

Durante la visita, se ha realizado una demostración del dron que se ha utilizado para ejecutar las obras y controlar las actuaciones realizadas.

Este sistema se une también a otras nuevas tecnologías utilizadas en esta infraestructura como el telecontrol e implementación sensórica para la gestión de comunidad de regantes y controlar, así, la calidad del agua y monotorizar a tiempo real los datos de sistemas de bombeo.

Además, se ha implantado un nuevo modelo de hidrante multiusuario «Tipo Costella», diseñado por SEIASA con la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia.

Concretamente, este nuevo modelo permite una máxima maniobralidad en explotación así como minimizar los robos y actos vandálicos, con la incorporación de una puerta metálica con perfiles de refuerzo y sensores de intrusión.

En definitiva, «estas obras van a permitir una mayor rentabilidad y optimización de los regadíos. Y eso se traduce en más riqueza para nuestros campos y agricultores, sector prioritario para este Gobierno ya que su contribución a la economía valenciana es fundamental», tal y como ha concluido el delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana Juan Moragues durante su visita, en la jornada de ayer, a las obras de mejora del regadío de la Comunidad de Regantes Foia del Pou que acaban de finalizar.


Finalmente, cabe recordar que estas obras benefician a un total de 291 hectáreas ubicadas en diversos términos municipales de la comarca de la Vall d'Albaida.